lunes, 29 de septiembre de 2008

Keep the faith



Han sido tres años muy duros desde que celebramos con Rossi un título vestidos de los siete enanitos. Un tiempo que se ha hecho muy largo para los rossistas como yo.
A menudo cometemos el error de no valorar lo que tenemos, incluso de despreciarlo, hasta que lo perdemos. Es entonces cuando somos conscientes de que deberíamos haberlo disfrutado más.

Desde que tengo recuerdos sigo el mundial de motociclismo en todas sus categorías(aún me acuerdo de 50cc y de 80cc) y he de reconocer que pocas veces un piloto me impacta las primeras veces que lo veo. Normalmente es un proceso gradual en el que observo la evolución y como madura un piloto mientras va creciendo y va pasando de una cilindrada a otra asentándose en el mundial. Pues bien, esa norma tiene tes excepciones: Wayne Rainey, Kevin Schwantz y Valentino Rossi. Son tres pilotos que me impactaron desde el primer momento.

Pero con Valentino fue más intenso si cabe, ver a un chaval prácticamente de mi edad, con ese desparpajo, esa manera de ir en la moto y sobre todo esa alegría en todo lo que hacía. Me enganchó. Lo seguí desde entonces, con una gran carrera en las categorías inferiores, pero me di cuenta de lo grande que iba a ser cuando subió a 500cc.

En el año 2000 me dí cuenta de que estaba a punto de ver los mejores años de un grande, y tras 2001 y 2002, con sus éxitos en 500cc y motogp, supe que lo que hacía era entrar en la historia directamente.
Por eso los últimos 5 años he visto cada carrera siendo plenamente consciente de que con cada carrera que pasa es una carrera menos de Valentino que me falta por ver.
Estamos asistiendo a la HISTORIA del deporte de las motos, dentro de 20 años se le recordará como ahora se recuerda a Nieto, mientras q de Biaggi ni hablaremos, Pedrosa será un recuerdo para los españoles y de Sete no sabremos ni su nombre.

Rossi lo ha ganado todo y de todas las maneras posibles. En 2001 en 500cc moto de dos tiempos con un equipo satélite(aunque con moto pata negra), en 2002 equipo oficial, la mejor moto 990cc cuatro tiempos, en 2008 con una 800cc, ha ganado con Honda, con Yamaha, con Michelin, con Bridgestone... Lo que no haya hecho él es que no puede hacerse.

Es el más valiente, y al igual que muchos le criticaron cuando decidió dejar la mejor moto del mundial, para fichar por Yamaha y demostrarle a Honda que en las motos aún cuenta más el piloto que la máquina, muchos dudamos que pasarse a Bridgestone fuese la decisión acertada. Una vez más nos ha demostrado qu él tenía razón y nos ha dao una lección: habalando de "Il dottore" siempre hay que mantener la fe.

8 títulos mundiales, 96 victorias en el mundial, 70 de ellas en la máxima categoría, el primer piloto tras Agostini en recuperar el mundial tras perderlo dos años... Son mucho más que números. Tras Valentino existe todo un conjunto de cosas que hace que le sigamos. La sonrisa, las celebraciones, la profesionalidad, la profesionalidad, la profesionalidad... Porque si en algo coincide todo el mundo es que nadie se toma el mundo de las motos más en serio que el de Tavullia, posiblemente sea el piloto que más horas se pasa en el box y encima de una moto, y eso se tiene que acabar notando.

Puede que ahora pensemos que ha sido un título fácil, pero tenemos que recordar que lleva cuatro vistorias seguidas, que hace 3 meses el mundial estaba muy igualado, Stoner resurgiendo y mucha gente dando por enterrado a Valentino. Sobre todo en España había muchas ganas de un cambio generacional, de que Stoner, Pedrosa y Lorenzo fueran los q se jugaran las habichuelas, que Valentino ya estaba mayor y que se fuera a correr en coche.

No ha sido fácil en absoluto la cosa, pero ha llegado, y de qué manera! Ganando la carrera que le da el mundial en un circuito que se le daba históricamente mal(sólo había ganado en 2001). Además este año Rossi ha conseguido ganar en circuitos donde no lo había hecho antes, y se ha sacado unas cuantas espinitas.

Por suerte, tenemos garantizados dos años más de Valentino, la posibilidad de llegar a los diez mundiales, el llegar al centenar de victorias(lograr pasar a Agostini es casi imposible)... Retos que van a hacer que veamos dos años más del mejor Valentino, dos años más del mejor motociclista de todos los tiempos...

5 comentarios:

Legionario dijo...

AMÉN

Ha dado un puñetazo encima de la mesa para explicarle a los niñatos quien es el jefe y que no se pongan gallitos tan rápido, que queda Rossi para rato y mientrás él esté, él manda. Que el que quiera ganarle tendrá que sudar sangre. El día de Laguna Seca lo dejó bien claro y fue el punto de inflexión a partir del cual los 'niños' no aguantqaron la presión... Y ya saben lo que les espera los próximos años. Psicológicamente también es EL MEJOR.

Solo un pero a tu post, dices:

"muchos dudamos que pasarse a Bridgestone fuese la decisión acertada. Una vez más nos ha demostrado qu él tenía razón y nos ha dao una lección: hablando de "Il dottore" siempre hay que mantener la fe"

Y luego:

"(lograr pasar a Agostini es casi imposible)... "

No aprendes Telémaco, releete a ti mismo, KEEP THE FAITH. Me parece que se lo ha puesto como objetivo, y si lo hace... TODO ES POSIBLE. Creo que quiere retirarse como el mejor en todo (los 15 mundiales de Agostini sí que son imposibles, pero físicamente imposible, 7 años más son muchos).

Por si no lo has leído, una pregunta que le hacen hoy en As:

¿Su próximo objetivo?

El primero es poner en ventaja a Yamaha sobre Honda en mis títulos, porque van tres a tres. Y tampoco es imposible llegar a las 122 victorias de Agostini. Es otro objetivo para el futuro.


¡¡¡KEEP ENJOYING!!!

Reithor dijo...

Si pretendes que me olvide de los ridículos de Sete vas listo.

telémaco24 dijo...

Legionario, a lo q me refería es q lograr 27 victorias en dos años es casi imposible, pero mejor así, q se quede cerquita y así decida renovar y estar más años!!!

Legionario dijo...

En dos años imposible, of course. Lo que quería decir es que creo que tendremos Rossi para más de dos años. Por lo menos hasta que lo consiga. Eso me parece... ojalá!

Y sí, nunca me he reído tanto viendo carreras como el día que Sete se quedó sin gasolina, cuando se colaba en la última curva yendo primero sin tener Rossi opciones de ganar y acababa ganando y, sobretodo, la cara que se le quedó con el adelantamiento de Jerez.

sergio dijo...

Yo aki sigo sin poder opinar nada jajajaja....solo puedo repetir k para mi rossi es dios...muuuy bueno, el mejor...